Creo que la vida puede ser un pastel, hay que proponerlo y pensarlo así. Uno a lo largo de su vida va construyendo capa por capa con sus manos y su trabajo día día ante el sol y la oscuridad. Somos más allá de cada etapa o cada nivel de edificado, somos eso que une a cada etapa vivida que nos deja en la boca un sabor de satisfacción (si no es agradable o de mal sabor, entonces, no merecemos seguir al siguiente nivel ).

Todo esto junto es como si fuera un pastel de muchos colores , sabores y olores que nos enriquecen a cada uno de nosotros, tiene vida propia, es un pastel grande. Uno sólo no puede quedarse con tantas tristezas y alegrías, hay que compartirlas, repartirlas entre la gente que ama, que desea, que le inspira a seguir creando e imaginando pisos en ese pastel, así contribuimos a tener rebanadas mezcladas con otras torta dulces, llenas también de sabores dulces y amargos.

De por si la vida es una celebración . Es un gusto poderla compartir con ustedes en este blog,en este primer posteo escrito en el 2006 y editada nueve años después en el 2015 con una Raquel tal vez no tan madura como la imaginé pero si hambrienta de conocer y aprender cada vez que abre los ojos y cada vez que toca la almohada. 

Comentarios

Curiosísima y no menos ingeniosa y sabia analogía de la vida. Y como bien dices, si la vida es una celebración, porque no coronarla con un pastel multicolor?

Buen blog!
Comamos un poko de ese pazthel, para fortalecernos y seguir en pie, para poder continuar en este sueñoo y no desaparecer jamas...
Anónimo dijo…
me encanto
tu analogía rak!!!
.. claroooo viene
de
raquel pastel :DD
y me ALEGRA AUN MáS
poder ser parte
de tu mundo
y que compartamos..

yummy ya se me antojo un pastel de tres leches =S
jaja mwa♥
atte.
karla
Merlinita dijo…
Hey pastelito que bonito blog, felicidades lograste una perfecta combinaciòn enre magia y sabor, vas por un camino lleno de delicias y mucho "merengue"; ademàs tus galletas son geniales.
Cuidate mucho pequeña.
Merlina

Entradas populares